VISIONES DEL CAPITÁN AMÉRICA

Página de Captain America #250. Por John Byrne.

Página de Captain America #250. Por John Byrne.

   “Debemos vivir en el mundo real y, a veces, ese mundo puede ser muy gris. Pero es el sueño, la esperanza, lo que hace que vivir la realidad merezca la pena.

   En los primeros años cuarenta  me comprometí personalmente a defender el sueño. Y, mientras el sueño no se materialice  del todo, no puedo abandonarlo“.

Steve Rogers (Capitán América)

   En su momento, aprovechando el estreno de la película Capitán América: El soldado de invierno (2014), actualizamos este post donde dabamos nuestra visión del Centinela de la Libertad a partir de nuestras lecturas de algunos de sus cómics. Ahora, dos años después, con la película Capitán América: Civil War (2016) en cartelera, volvemos a retomarlo y revisarlo.

Captain America #332. Por Mike Zeck y Klaus Janson.

Captain America #332. Por Mike Zeck y Klaus Janson.

   Vamos a mostraros nuestro enfoque del Capitán América, basándome en la caracterización que de él hicieron guionistas como Englehart, Stern o Gruenwald porque, de entre los diversos autores que han tratado al Capi, las visiones de los mencionados son las que más coinciden con la nuestra. Y lo haremos a través de breves comentarios de una serie de sagas que, en nuestra opinión, definen al Capitán América.

   Si revisamos la historia del Capi, desde su vuelta a la vida en los inicios de la era Marvel con Stan Lee y Jack Kirby –de lo que hablamos brevemente en LA ESENCIA DE LOS VENGADORES-, pasando por su segundo volumen que abarca, entre otras, la etapa de Mark Waid y nos fijamos además en lo que se ha hecho con el personaje en Marvel Knights y en el Universo Ultimate, hasta detenernos en la etapa de Brubaker, del que Capitán América: El soldado de invierno (2014) toma varias ideas, podemos observar como el personaje ha ido, poco a poco, alejándose del interesante enfoque que los mencionados Englehart, Stern o Gruenwald le fueron dando: Supersoldado que reaparece en una década que no es la suya pero que, poco a poco, va adaptándose a ella desarrollando, gracias a las experiencias que va viviendo, una mentalidad progresista. Mentalidad que nos parece más interesante que un Capi que, según le interese al guionista de turno, a  ratos es conservador, luego es anti ley registro de superhéroes –como puede verse en Capitán América: Civil War (2016)– para, a continuación, pasar a ser el Comandante Rogers, nuevo guardián americano de la ley/agente secreto del gobierno con sus  supervengadores S.H.I.E.L.D. llamados Vengadores Secretos (?), hasta volver de nuevo a ser el Capitán América. Por lo que hemos observado en actuales etapas del personaje, este parece ser su ciclo.

   A lo mejor un Capi más progresista en la vida real sería muy poco creíble. Probablemente si una persona nacida en la década de los 40 del siglo XX pudiera mantenerse en suspensión criogénica y volver a la vida en la década de los 60, tendería, por educación y costumbre, a actuar de manera conservadora. Pero estamos hablando de un tebeo y pensamos que no es malo que en éstos no sólo se venda “cinismo” y el mal llamado “realismo” sino también ideales que, de vez en cuando, no vienen mal. Opinamos que más que el mayor o menor realismo, lo que habría que valorar es si los equipos creativos implicados hacen creíble o no a cada personaje conforme a su manera de ser y a los valores que encarna en el contexto de ficción en el que se mueven.

Captain America # 176. por John Romita.

Captain America # 176. Por John Romita.

   Volviendo al Capi, creemos que hay una serie de guionistas que en su momento se esforzaron en hacer que este personaje comprendiera el nuevo contexto en el que vivía y tratara de encajar en el mismo de manera creíble. Precisamente Englehart  enfrentó al Capi con esa nueva realidad del pueblo americano, muy distinta a la que él vivió,  haciéndole consciente de que si quería sobrevivir tendría que adaptarse a los nuevos tiempos. Así tras la aclamada “Saga del Imperio Secreto” (Captain America #169-#183) en la que se hacía alusión al Escándalo Watergate, y el enfrentamiento del Capitán América con su versión de los años 50 (Captain America #153-#156), el amigo Steve trata de pasar página e intenta redefinir su papel en la sociedad americana.

Página de Captain America #332. Por Tom Morgan.

Página de Captain America #332. Por Tom Morgan.

   Eso es precisamente lo que le hace hacer Stern en su etapa con el personaje. Cuando a éste le proponen ser presidente de los EE.UU. en Captain America #250, Steve lo rechaza y explica las causas. Él es un soldado del pueblo y el representante del “Sueño Americano”, de lo bueno de la sociedad americana. Si se dedicara a la política no podría cumplir con esa función, es más, la pervertiría y se pervertiría a si mismo. Ahí ya el Capi se había definido. Ahora faltaba la prueba que demostrara esa coherencia que había expuesto con palabras, la cual vino de la mano de Gruenwald, cuando la C.A.S. (Comisión de Actividades SuperHumanas) le impone que trabaje exclusivamente para el gobierno que lo convirtió en lo que es. El bueno de Steve no sólo rechaza sus condiciones sino que renuncia a ser el Capitán América, pero no ha luchar por el sueño, lo que le lleva a  adoptar la identidad del Capitán (Captain America #332-#350).

Captain America #341. Por Ron Frenz y Al Milgrom.

Captain America #341. Por Ron Frenz y Al Milgrom.

   Como parentesis y guiño a la mencionada Capitán América: Civil War (2016) decir que en esta saga, La Saga del Capitán, El Capitán tendrá un encontronazo con Iron Man que, en ese momento, estaba envuelto en una especie de cruzada o guerra -La saga Armor Wars (Iron Man #225-#232)- para encontrar y anular componentes de su tecnología que habían sido robados y vendidos a varias personas, organizaciones e instalaciones como la prisión para supervillanos conocida como La Bóveda. En concreto esa tecnología se encontraba en las armaduras de sus Guardianes. Aunque Steve no quiso convertirse en lo que su gobierno quería, no consideraba correcto que Tony Stark, Iron Man, pusiera en peligro una instalación gubernamental para conseguir sus fines, lo que llevará a un enfrentamiento del Centinela de la Libertad con el Vengador Dorado. Curiosamente, al contrario que en Civil War, Iron Man es casi el proscrito y el Capitán defiende los intereses de su país pero como agente libre. Si bien, a ojos del gobierno, ambos estarían actuando como justicieros sin control.

   No es la primera ni la última vez que estos dos vengadores tienen encontronazos por discrepancias a la hora de actuar. Pero siempre, al final, lograban limar asperezas sin llegar a los absurdos extremos que podemos leer en la historieta Civil War.

Portada de Captain America 180

Captain America # 180. Por Gil Kane y Frank Giacoia.

   Gruenwald consigue que llegues a olvidarte del tema de la bandera, de las cuestiones más marcadamente nacionalistas, y así valorar los ideales de Steve Rogers y a su persona, haciendo que sea más fácil identificarse con él, con independencia de la procedencia del lector. Cosa que, salvo honrosas excepciones -como Englehart cuando hizo que Steve se pusiera otro traje y se llamara Nómada- pocos guionistas han conseguido transmitir.

   Por cierto, otro guionista, Nicieza, retomaría la idea de Nómada, pero esta vez con Jack Monroe (El Bucky de los años 50), el cual recorrería EE.UU., mostrándonos, de una manera magistral, la sociedad americana de la década de los 90 desde todos los puntos de vista. Es una pena que esta colección no se haya publicado completa en España, así como es una pena que Monroe no sea el sucesor del Capitán América porque si hay un personaje en el que se podría compaginar una comprensión tanto de los ideales del Capi como de la América contemporánea es él. No merecía el destino que Brubaker le dió durante su etapa en el Capitán América para dejar paso a su Bucky particular, el Soldado de Invierno.

The Adventures of Captain America: Sentinel of liberty # 4

The Adventures of Captain America: Sentinel of Liberty #4. Por Maguire y Austin.

   El mencionado Nicieza escribió una Serie Limitada en formato Prestigio, titulada Las Aventuras del Capitán América: Centinela de la Libertad donde narraba lo que, para nosotros, es el origen definitivo del personaje. Ideal para quienes, tras ver Capitán América: El soldado de invierno (2014) o Capitán América: Civil War (2016), quieran conocer el origen del personaje en la línea de los mencionados Englehart, Stern y Gruenwald, en lo que al tratamiento del Capi, se refiere.

   Volviendo a Gruenwald, no queríamos dejar pasar la ocasión de comentar algo más de lo que, para nosotros, es una de las partes más emotivas de la Saga del Capitán (Captain America #332-#350). En concreto, el momento en que la C.A.S. quiere devolverle el traje de Capitán América a Steve Rogers y este lo rechaza, dejando a todos boquiabiertos (Captain America # 350). Aquí Gruenwald nos muestra como el personaje tiene claro que una cosa es el “Sueño Americano” y otra la “Política Americana” y para defender el primero no necesita el traje de las Barras y Estrellas sino creer en ello. Sólo cuando su sustituto (John Walker, el futuro USAgente) le ruega que regrese, el Capi vuelve a ponerse su antiguo traje.

Portada de "Captain America #350"

Captain America #350. Por Dwyer y Milgrom

   A él le gustaba ser el Capitán América pero no tanto como para asumir una identidad que hiciera que una comisión corrupta pusiera trabas a su trabajo. Para eso, era más cómodo seguir como El Capitán.  Si acepta es porque ve que pondrán a otro que probablemente echará más mierda sobre el legado que él trabajo tanto por construir. De hecho, el mismo John Walker se lo dice. Vamos, que Steve entiende que la defensa del “Sueño Americano” está por encima de otras consideraciones personales y eso le lleva a aceptar ser de nuevo El Capitán América.

   Gruenwald supo unir dos ideas que ya habían sido tratadas de forma separada por Englehart. A saber, la corrupción política y la encarnación de dicha perversión en una figura patriótica, como contrapunto a la visión de Rogers, llevándolas a su máximo nivel en la Saga del Capitán, su mejor trabajo en la colección del vengador abanderado.

   Lo que a mi me trasmitía el personaje cuando leía las etapas de EnglehartStern o Gruenwald mencionadas antes, era el de una persona que defiende unos valores con los que pretende ser coherente pero, a su vez, siendo consciente de la realidad en la que vive. Ni excesivamente Idealista, que puedo hacerlo muy ingenuo, ni demasiado Realista, lo que podría llevarle a actitudes incoherentes e hipócritas,  sino siempre en la cuerda floja buscando el término medio. Y eso es lo que hace interesante a Steve Rogers, eso es lo que hace interesante al Capitán América.

   Esta es, a grandes rasgos, mi visión del Capitán América. ¿Cuál es la vuestra?

Mi Logo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s